Camino al camposanto

.

Camino al camposanto, is an multimedia installation that runs with the public interaction. The piece made into a darkened hall (with independent acces in each of the sides), set up an countryside atmosphere with about 500 flowers made ​​of white which are placed on the floor next to one side of the pavilion. The interaction between the piece and the audience beginning when it crosses the interior space and active with your walk a couple kinect motion sensor that perceive the presence and position. Right away a videomapping coat light all the flowers surface. This colour layer is transformed every moment on relation to the path of the viewer in space.

year of creation: 2013

technique: interactive video mapping projected on 500 handmade white flowers

dimensiones: 5.0 x 10.0 x 5.0 meters

exhibition: National Arts Centre CENART Mexico

credits: christian saucedo – concept

ponny carrillo, julio mendoza – production support

roy guzmán, eduardo obieta – programming

alas y raíces program and The Calacas Festival 2013 – sponsor

photo library:

model

Camposanto 01

Camposanto 02Camposanto 03Camposanto 04

Camposanto 05Camposanto 06Camposanto 07

installation

Camposanto 08

Camposanto 09Camposanto 10Camposanto 11

Camposanto 12Camposanto 13Camposanto 14

Camposanto 15Camposanto 16Camposanto 17

documentary:

video Camino al camposanto (4.7 MB) save to disk

Es.

nota:

“Cempasúchil: Etimología del nahua y aztequismo: cempoalli, veinte, en el sentido de muchos o también de cuatrocientos pétalos, y xóchil, flor. Aparecen en los glosarios de mexicanismos: cempoal o cempoala –que es supresión de cempasúchil–, además de las variantes de cempasúchil: cempaxúchil, cempazúchil, cempoaljóchil, cempoalxóchitl, cempual, cempoal (inclusive la letra inicial de las anteriores palabras con z o s) y otras insólitas como tlapayola, tapayola, flor pachona, flor de muerto, la rosa de los muertos.”

//

“Camino al camposanto” es una obra multimedia que sustenta la composición de su contenido visual en la interacción del público que la recorre. El propósito de la pieza construida al interior de un pabellón en penumbras (de aprox. 50 m2, con acceso y salida independientes en cada uno de los costados), es crear una atmósfera campirana con alrededor de 500 flores de cempasúchil hechas de papel en color blanco y colocadas en piso junto a uno de los costados del pabellón.

La interacción de la pieza con el público se desarrolla cuando éste recorre el interior del espacio y activa con su andar un par de sensores de movimiento kinect que detecta su presencia y posición para después con el apoyo de 3 aparatos videoproyecciones, iluminar en tonos amarillos, ocres y naranjas la superficie de flores, tiñendo éstas en relación al recorrido del espectador en el espacio, además de dibujar un cielo en ocaso sobre la pared que acota estos objetos.

Anuncios